Actualizado

Actualizado a las

Actualidad

Actualidad

Cabecera Actualidad Motormercado

MOTORMERCADO

Aston Martin Rapide shooting brake

Para el Salón del Automóvil de Ginebra llega una sorpresa de la mano de Bertone: el Aston Martin Rapide shooting brake, un one-off hecho por encargo.

Mario Herráez

Bertone lleva ya 60 años colaborando con Aston Martin, si a ello se suma el centenario de la marca y un coleccionista de la misma con suficiente dinero para permitirse algún capricho, el resultado es un extra de exclusividad, en esta ocasión con forma de Aston Martin Rapide shooting brake.

No se trata de un estudio de diseño, se trata de un modelo real que será presentado por las dos firmas en el próximo Salón del Automóvil de Ginebra, una unidad única que acabará en el garaje de un adinerado conductor y que quién sabe si en el futuro animará a Aston Martin a crear algún modelo con esta carrocería.

Se nota la mano de Bertone y también el beneplácito del fabricante británico, con unas formas similares a las que acostumbran sus modelos, elegantes y sencillas, que sorprenden a partir del pilar B, cuando el techo sigue recto en vez de caer.

Esto repercute en un mayor espacio interior para las plazas traseras (dos asientos individuales) y en una zaga redondeada que emplea unos grupos ópticos casi idénticos a los del Aston Martin One-77.

Más allá de la estética no ha habido cambios en el interior, que luce el lujo propio de la marca, ni en el motor, que continúa siendo el V12 5.9 de 470 CV del Rapide original.

Estadísticas AS.com