Actualizado

Actualizado a las

Actualidad

Actualidad

Cabecera Actualidad Motormercado

MOTORMERCADO

Un SLS AMG Roadster retro

Gullwing America, a petición de un adinerado cliente anónimo de Europa del este, ha preparado un SLS AMG Roadster inspirándose en el 300 SC de 1955.

Mario Herráez

Hay preparaciones y preparaciones. Desde las típicas macarradas canis vía alerón sobredimensionado y llantacas enormes, a auténticas obras de arte. Por desgracia, ver una de estas últimas es bastante difícil; pero eso hace que, a su vez, las disfrutemos con más ganas cuando las encontramos.

El trabajo realizado por Gullwing America a petición de un cliente anónimo de Europa del Este tiene muchas horas encima y, según mi humilde opinión, es soberbio. A primera vista pocos (por no decir ninguno) adivinarían que se trata de un Mercedes SLS AMG Roadster, y es que el alas de gaviota se ha rehecho inspirándose en el Mercedes-Benz 300 SC del año 1955.

En líneas generales se ha respetado el diseño del original, aunque con las necesarias adaptaciones al chasis del SLS. Toda la carrocería es artesanal y está hecha de aluminio, y en la delantera destaca tanto la enorme parilla central como los guardabarros, que se extienden hasta llegar a los pasos de rueda traseros.

Sin salir del morro, llama la atención el formato de los grupos ópticos delanteros, en forma de lágrima y muy alargados, bastante futuristas en comparación con los traseros, rectangulares y más parecidos a los que tenía el 300 SC.

Las enormes llantas y el difusor trasero con dos salidas de escape dobles le restan un poco su esencia retro, igual que sucede con el interior, que apenas se ha cambiado respecto al del SLS AMG Roadster.

Personalmente me parece todo un acierto de preparación, ¿qué opináis vosotros?

Estadísticas AS.com